Lifting Facial

El lifting o estiramiento facial es un procedimiento quirúrgico para mejorar los signos visibles del envejecimiento en cara y cuello. Es una de las intervenciones más populares en la cirugía estética, indicada para personas mayores de 40 años.

Lifting Facial

Con el paso de los años, la piel y los músculos de la cara empiezan a perder tono y elasticidad. El lifting facial no puede detener el proceso de envejecimiento, pero sí puede mejorar sus signos más visibles mediante el tensado de las estructuras más profundas, la readaptación de la piel de la cara y el cuello, y la extirpación de áreas seleccionadas de piel. El mejor candidato es aquel que tiene una cara y cuello que han empezado a relajarse, pero cuya piel tiene aún elasticidad.

Existen diversos procedimientos para minimizar los efectos de los años que pueden ser realizados en conjunto o aisladamente, dependiendo de cada caso y de las expectativas del paciente, nos referimos a las técnicas de estiramiento de la cara, ritidectomía o lifting facial.

TIPOS DE LIFTING

Lifting frontal: Estiramiento de toda la frente y eliminación de arrugas del entrecejo.
Lifting temporal: Estiramiento de las zona laterales de la frente con la finalidad de elevar la cola de las cejas.
Lifting cérvicofacial: Comprende el estiramiento y elevación del cuello y toda la cara hasta la zona temporal, no incluye el lifting frontal.

TÉCNICAS EMPLEADAS

Las técnicas empleadas en la actualidad, difieren mucho de las que se empleaban hace unos años, cuando sólo se buscaba estirar la piel. Hoy en día se pone mucho énfasis en la recolocación de las estructuras internas que, con el paso del tiempo, se encuentran flácidas o caídas. Esto permite conseguir un efecto mucho más natural y armónico.
El lifting puede realizarse de forma aislada, o puede complementarse con otros procedimientos como la cirugía de los párpados, la aplicación de tecnología láser (Resurfacing) para eliminar las patas de gallo, liposucción de la papada, etc.
Las cicatrices se ubican en lugares distintos dependiendo del tipo de lifting. No obstante, siempre se disimulan en zonas estratégicas como el pliegue de detrás de la oreja o debajo del pelo, por lo que son difícilmente visibles.

La anestesia empleada suele ser local con sedación, por lo que el paciente está totalmente relajado e insensible a dolor.

La intervención dura alrededor de 2 a 3 horas, variando en función del tipo de corrección y se realiza en régimen ambulatorio o con ingreso en función de la complejidad de la técnica.

POST - OPERATORIO

La recuperación es rápida y el postoperatorio en su conjunto se tolera fácilmente, ya que las molestias ocasionadas por la intervención no son importantes. Aún así, el cirujano le recomendará no realizar actividades que requieran esfuerzo físico durante los primeros días después de la operación. La mayoría de pacientes pueden realizar sus tareas normales al cabo de una semana. Durante la primera semana siguiente a la intervención es preferible no salir, a causa de la inflamación post-quirúrgica del rostro. Asimismo, no es conveniente tomar el sol durante los primeros tres meses de postoperatorio.
El resultado de la operación se aprecia de inmediato, aunque existe una lógica inflamación que durará unos 2-3 meses. Para mantener los resultados es conveniente el uso de tratamientos médicos y cosméticos complementarios.

¿Tienes dudas? Primera consulta gratuita.

Dermand Clinics

Dermand Clinics es un nuevo concepto de Dermatología y Estética médica profesional para la salud tu piel en Valdemoro.